TIPO REDUCIDO DE IVA AL 10% EN OBRAS EN VIVIENDAS

Nos encontramos habitualmente con clientes que desconocen que se aplica el tipo reducido del 10% de IVA, a las obras de renovación y reparación de viviendas para uso particular, cumpliendo determinados requisitos.

Es por eso que queríamos hacer una mención en nuestro apartado de “Consejos”, que pueda ayudaros con posibles dudas al respecto.

A continuación, os dejamos un texto extraído directamente de la página de la agencia tributaria (también os ofrecemos el enlace, por si queréis leerlo directamente allí)

      iva

Tipo reducido en obras de renovación y reparación de viviendas para uso particular

Cuando un proyecto de obras no pueda calificarse como de rehabilitación, las obras de renovación y reparación realizadas en edificios o partes de los mismos destinados a viviendas, tributarán al tipo reducido del 10 por ciento cuando se cumplan los siguientes requisitos.

  • Que el destinatario sea persona física (no actividad empresarial o profesional), casa-pequenay utilice la vivienda a que se refieren las obras para su uso particular. También cuando el destinatario sea una comunidad de propietarios por las obras hechas en el edificio en el que se encuentre la vivienda.
  • Que la construcción o rehabilitación de la vivienda a que se refieren las obras haya concluido al menos dos años antes del inicio de estas últimas.
  • Que la persona que realice las obras no aporte materiales para su ejecución o, en el caso de que los aporte, su coste no exceda del 40 por ciento de la base imponible de la operación.

Deben considerarse “materiales aportados” por el empresario o profesional que ejecuta las obras de renovación o reparación realizadas en edificios o parte de los mismos destinados a viviendas, todos aquellos bienes corporales que, en ejecución de dichas obras, queden incorporados materialmente al edificio, directamente o previa su transformación, tales como los ladrillos, piedras, cal, arena, yeso y otros materiales.

banner-homeCon esta modificación se extiende la aplicación del tipo reducido, hasta ahora limitado a las obras de albañilería, a todo tipo de obras de renovación y reparación, como, por ejemplo: fontanería, carpintería, electricidad, pintura, escayolistas, instalaciones y montajes…

En todo caso, el coste de los materiales aportados por el empresario o profesional que realice la obra, no puede exceder del 40 por ciento del coste total de la obra ya que la calificación de la ejecución de obra como prestación de servicios o como entrega de bienes es esencial para la procedencia o no del tipo reducido.

Por ejemplo: presupuesto

La colocación del suelo de una vivienda por 10.000€, correspondiendo 3.000€ a materiales aportados por quien realiza la obra, tributa toda ella al tipo reducido.

Una obra por un importe total de 10.000€, si los materiales aportados ascienden a 5.000€, tributa, sin embargo, al tipo general.

¿Te gusta? ¡compártelo!Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn
Comments for this post are closed.